Tratamiento de Endodoncia

El tratamiento de endodoncia es un procedimiento dental utilizado para tratar una infección en el centro del diente (el sistema del conducto radicular). La infección es causada por una bacteria que vive en la boca e invade los dientes.

Preparación

Antes de un tratamiento endodoncia, tomaremos una serie de rayos X en los dientes afectados. Lo cual nos permitirá crear una imagen clara del conducto radicular y evaluar la extensión de cualquier daño.

La endodoncia se lleva a cabo bajo anestesia local, un medicamento para eliminar el dolor que adormece una parte específica del cuerpo.

En algunos casos donde el diente ha muerto y no hay sensibilidad, puede no ser necesario el uso de la anestesia local.

Ocasionalmente, los dientes pueden ser difíciles de anestesiar. En estas ocasiones, Podemos utilizar técnicas de anestesia especiales para asegurar que su tratamiento no sea dolores.

Eliminando la pulpa

Su dentista de Malo Smile USA colocara una a hoja plástica alrededor del diente para asegurarse de que este seco durante el tratamiento. Esta hoja además previene que usted trague o respire cualquier químico que el dentista use.

Su dentista abrirá su diente a través de la corona – la parte lisa de arriba -para acceder al tejido blando en el centro del diente (pulpa). Entonces eliminaran cualquier pulpa infectada que se exista.

Si tiene un acceso dental, lo cual es inflamado con pus, lo depuraran al mismo tiempo.

Limpiando y rellenando el conducto radicular

Después de que se ha removido la pulpa, el conducto radicular se limpia y se agranda para que pueda ser fácilmente rellenado. El conducto radicular generalmente es muy estrecho, lo cual hace difícil el rellenarlo.

Su dentista utilizara una serie de pequeños archivos para agrandar el canal y hacerlos de una forma regular para poderlos rellenar.

Esta parte del tratamiento puede requerir horas para ser completado y tal vez sea necesario llevarse en diferentes visitas.

Sus dientes incisivos y caninos (los dientes usados para masticar) generalmente tienen un solo conducto radicular.

Los premolares y dientes molares posteriores (dientes para masticar) tienen dos o tres conductos, cada uno contiene uno o dos conductos radiculares. Entre más conductos tienen un diente, el mayor tiempo que el tratamiento llevara.

Si el tratamiento se debe llevar en varias sesiones, su dentista en Malo Smile USA podrá colocar una pequeña dosis de medicamento en el conducto limpiado entre sus visitas, para matar cualquier bacteria remanente. El diente será sellado y utilizará un relleno temporal.

Si presenta síntomas de infección, tales como alta temperatura o inflamación, se le pueden recetar antibióticos para manejar y prevenir cualquier infección futura.

Sellando y arreglando el diente

En su próxima visita, el relleno temporal y medicamento dentro del diente serán removidos y el relleno del conducto radicular será insertado. Esto, junto con el relleno, sellaran el diente y prevendrá futuras re infecciones.

Los dientes rellenados en los conductos son más tensos a romperse que un diente saludable no restaurado, así que su dentista tal vez sugiera colocar una corona en el diente para protegerlo.

En algunos casos, un diente con relleno en el conducto se puede tornar más oscuro, particularmente si este ha muerto como resultado de alguna lesión como un golpe en el diente

Existen diversas maneras en como su dentista puede tartar una descoloración, como el blanqueamiento de dientes con químicos.

Corona

Una corona es una cubierta que cubre completamente un diente real. Es probablemente necesario utilizar una corona después de un tratamiento de conducto para prevenir la fractura del diente.

Las coronas pueden ser hechas de:

  • metal o porcelana (o ambos)
  • material de cerámica
  • vidrio en polvo

El tamaño de su diente se reducirá y se utilizara la corona para reemplazar lo que se ha eliminado. Se tomará un molde de su diente para asegurar que la corona este en la forma y tamaño correcto y que se ajuste a su diente perfectamente.

Cuando se coloque la corona, se utilizará cemento para adherir la corona a su diente que ha sido reducido.

Si hay alguna cantidad de diente después del tratamiento del conducto radicular, se puede cementar un poste en el conducto para ayudar a colocar la corona.

Resultados

El tratamiento del conducto es generalmente exitoso para salvar los dientes y eliminar la infección.

Un estudio revelo que el 90% de dientes tratados por los conductos radiculares han sobrevivido por 8-10 años.

El estudio También revelo que el tener una corona a la medida después de un tratamiento de conducto radicular fue el factor más importante para permitir que los dientes sobrevivían.